Descenso Eo2_optDescenso Eo3

El descenso por el Alto Eo en canoa es uno de los recorridos más hermosos que pueden realizarse por el río Eo. Pues desde el río uno contempla unos parajes y una fauna que sólo puede verse y vivirse desde el propio río.

En este artículo queremos contaros como han sido nuestras experiencias (varias) realizando el trayecto que comienza en San Tirso de Abres (provincia de Asturias) y finaliza en Ría de Abres (provincia de Lugo). Un recorrido de unos 7 Km cuya duración total ronda las 2:30h-3:00h, que discurre entre Galicia y Asturias, ya que el río Eo en muchos tramos hace de frontera natural entre ambas comunidades.

En primer lugar comentaros, que este tipo de descensos que recorren un tramo del río Eo en dirección a la ría del Eo (al mar), se realizan en grupo en canoas ocupadas por 2 ó 3 personas. Los buenos profesionales de Cientovolando nos dan todas las instrucciones necesarias antes de iniciar el recorrido y durante todo el trayecto. Ellos con su gran experiencia en esta actividad y sus conocimientos de cada uno de los recodos del río, consiguen que personas sin experiencia ninguna manejando una canoa la disfruten muchísimo desde el minuto uno. Los niños, incluso muy pequeños, también lo disfrutan mucho ya que el recorrido discurre por aguas poco profundas, en aguas muy tranquilas y los pequeños rápidos que existen se sortean con facilidad y son muy divertidos.

Descenso Eo4_optDescenso en canoa por el Alto Eo desde el Hotel Casona Cantiga del Agüeira en Santa Eulalia de Oscos, Asturias.

No podemos dejar de destacar lo fantásticamente bien organizado que los guías de Cientovolando tienen todo, de forma que ellos te proporcionan todos los materiales necesarios: canoas de fácil manejo y difíciles de volcar y chalecos salvavidas. Además, se encargan de transportar en una furgoneta todo lo que no queremos llevar en la canoa (ropa seca y calzado, toallas, llaves del coche, monedero, etc.). También disponen de un recipiente estanco (tipo barrilete) para que cada uno pueda llevar en su propia canoa los objetos personales que desee (teléfono, cámara de fotos, comida, etc.). De forma que todo es muy fácil, pues lo único que uno debe llevar puesto es bañador, camiseta, un calzado que pueda mojarse y las ganas de disfrutar de una vivencia que os aseguramos es única.

La salida se realiza desde un precioso paraje en la ribera del río en la población de San Tirso de Abres (provincia de Asturias) y allí es donde comienza nuestra “aventura” descubriendo un mundo totalmente sorprendente, el mundo del río. Dado que iniciamos la ruta en un tramo del río de agua remansada y cuyo cauce es ancho, allí se dedica un ratito para practicar las maniobras básicas que nos han explicado antes de embarcarnos y que vamos a necesitar utilizar en el recorrido.

Tras poner a prueba nuestras habilidades, comenzamos el descenso contemplando las aguas transparentes de un río bien preservado y una naturaleza virgen que no dejará de sorprendernos a lo largo de todo el trayecto por su increíble belleza. Ya desde ese primer momento nos estamos recreando maravillados por el entorno que nos rodea.

A lo largo del recorrido, nuestros “maestros del río” van dirigiendo al grupo para que éste no se disperse demasiado y para ir dando las instrucciones que consideran requiere cada uno de los distintos tramos que se recorren, ¡es increíble lo bien que se organizan para estar siempre atentos a lo que cada uno requiere!.

También nos gustaría destacar lo equilibrado que resulta el itinerario en cuanto al ritmo que requiere cada tramo, según el río sea manso o sea un poquito más animado. En aguas remansadas se hacen pequeñas pausas para que podamos disfrutar no solo de los paisajes de ribera sino también de la fauna salvaje que se encuentra en ese tipo de entorno por el que vamos discurriendo: garzas, cormoranes, patos, salmones, truchas, nutrias, etc. ¡os aseguro que contemplarlos en su hábitat natural es algo que no se olvida!.

En los tramos del río en los que encontramos pequeños rápidos, que hacen que nuestra canoa se deslice a una mayor velocidad es donde ponemos a prueba nuestra destreza para sortear algunos obstáculos (pequeñas rocas, ramas de árboles, etc.), estos tramos son muy dinámicos y nos proporcionan mucha diversión, pues son pequeños retos para nosotros que a la vez no nos suponen ningún peligro.

Cuando finaliza el recorrido en Ría de Abres nos encontramos algo cansados pero felices de haber vivido esta pequeña “aventura” y como nuestros guías lo tienen todo bien organizado desde aquí nos llevan en furgoneta a recoger los coches que habíamos dejado al comienzo de este viaje en San Tirso de Abres.

Así que desde el Hotel Casona Cantiga del Agüeira os animamos a que realicéis alguno de estos descensos, porque os aseguramos que se trata de una experiencia que te deja unas imágenes memorables, y una estupenda sensación de bienestar por la satisfacción de todo lo vivido.

Encontraréis mucha información sobre todos los recorridos distintos que realizan por el río y la ría del Eo, por el río Navia, recorridos de una jornada, de dos o incluso tres jornadas en Cientovolando .