Artesanía de los Oscos

Nuestros artesanos mantienen vivas tradiciones ancestrales, visitando sus talleres y contemplando cómo trabajan podrás conocer el patrimonio cultural característico de la comarca de Oscos.

En el pueblo de Santa Eulalia de Oscos te recomendamos:

  No perderte el telar de Irene Villar, en él podrás contemplarla tejer con fibras naturales: lino, lana, algodón… utilizando  dos formidables telares, en los que hilo a hilo, urdimbre a urdimbre se han ido entretejiendo los recuerdos, los sueños y las esperanzas de varias generaciones.

  Visitar a Jorge Toquero y Keiko en su taller de navajas Hyottoko, dos artesanos que imprimen un sello muy personal a todas sus navajas, cuchillos y esculturas de forja.

En la pequeña aldea de Brañavella encontramos a Antonio Magadán, un artesano de la navaja tradicional de Oscos, al que podemos contemplar trabajando en su taller mientras las anécdotas y leyendas de su conversación nos llevan al territorio más profundo e inédito de esta tierra.

En la antigua herrería de Mazonovo, podrás observar los magníficos trabajos de forja que en ella se realizan. Piezas forjadas en el fuego y el agua con gran sensibilidad por el maestro “ferreiro” Fritz Bramsteidl; un herrero que alimenta y da continuidad al linaje ferreiro que caracteriza a nuestro territorio.

Y muy cerca de Santa Eulalia, en la aldea de Caraduxe, encontramos a Olga e Iker dispuestos a enseñarnos en los cursos y talleres de artesanamente como elaborar de forma artesana: cosmética natural, cestas, cerveza o enseñarnos a recolectar setas y plantas medicinales y aromáticas….

A través de la sabiduría popular de éstos y otros artesanos de la comarca de Oscos, descubrirás los secretos y la riqueza de una cultura moldeada
en el fuego, el agua y la naturaleza…